GASTROINTERITIS, con bomba de insulina.

by

gastroenteritisHola amigos, hace ya bastante que no escribía nada, por falta de tiempo por trabajo, esta noche, nos ha ocurrido algo que nunca nos había pasado en estos cuatro años viviendo con la diabetes. Gastroenteritis nocturna!

Os cuento todos los detalles y como hemos reaccionado:

Ya en la cena, Carmen se nos queja de que le duele un poco la barriga, no dándole mucha importancia, creyendo que podrían ser gases o u simple retortijón. Un poco antes de realizarle el control de las 0,00h (dos horas y media  después de haber cenado).

Acostados todos, notamos como empieza a vomitar, exaltados vamos hacia la habitación y una vez limpiado todo, realizamos el control y se encuentra baja, normalmente nosotros le damos un glucasport en ampollas, pero al haber vomitado decidimos darle un poco de zumo azucarado, el cual vuelve a vomitar, luego lo intentamos con agua azucarada, lo mismo, Acuarius, lo mismo una y otra vez. Cada vez que se le da algo lo vomita!!, y aún sigue estando baja, no hay manera de que remonte.

Llegados a este extremo, lo intentamos con mini dosis de glucagón, es mi primera vez que lo utilizo, y al no tener mucha confianza, le pongo 4 unidades con un viral, en nuestro caso desconectamos la bomba, si no creo recordar, o en ese momento de estrés, se me viene a la cabeza, algo de las mini dosis y la edad de la persona con diabetes, a esas horas de la madrugada tampoco iba a ponerme a llamar a nadie para preguntar, así que cojo y le pongo la mitad de la edad que tiene, un poco a ciegas!.

A los 20 minutos, bingo!!, ya ha subido a 130 mg/dl, respiramos aliviados, pero como los conocimientos adquiridos no se olvidan y salen en los momentos que los necesitamos nos acordamos de la cetona!, la cual después de realizarle el control en sangre tiene, 0,6, llegados a este punto, después de administrarle el glucagón para que remonte, todo lo que come lo vomita, al hospital.

En el hospital, llegamos una glucemia de 200 mg/dl y 1,1 de cetona, le pongo un bolo corrector, con la bomba. Nos recibe el médico y comunicándole que le había puesto un bolo, le pusieron una pastilla para cortar el vómito y una vez cortadas las náuseas, le administramos un suero que ya lo tolera normalmente, la glucosa se estabiliza, la cetona lo mismo y a casa.

Escribo esto porque a mí en particular, en el momento que nos pasó nos costó reaccionar ya que nunca nos había pasado y la teoría sin la práctica se puede olvidar, y alguna vez le podría servir esta experiencia a alguien, que al igual que a nosotros nos pillo de sorpresa.

Bueno amigos, hasta la próxima y espero que no sea tan larga, un saludo de vuestros amigosdulces!!!

About

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *